Home / Letras Saumerias / Desequilibrios
Front page of newspaper with fake news headline and dummy texts isolated on white

Desequilibrios

Marisú Ramírez
Nuevamente se deja al descubierto la incapacidad de controlar a las redes sociales, éstas no conocen límites en este siglo de las tecnologías avanzadas.
En este periodo de campañas electorales prevalecen varios riesgos, los cuales incrementan la inestabilidad social, algunos demasiado dañinos sobre todo para los candidatos y la sociedad, la cual no posee la suficiente información para contrarrestar los infundios y desorientación emanadas de ella, una serie de mensajes contrarios sin la suficiente fortaleza para tomar decisiones firmes.
Está presente lo desconocido; la tecnología invade y manipula situaciones serias  con emisiones separadas de la realidad, lo increíble se convierte en verdadero, la dedicación de varios internautas aplican toda la distorsión de asuntos reales, la moral queda a un lado en la expresión sin dimensionar, con estos potentes medios tecnológicos lo verdadero: lograr adeptos a una causa no es difícil, las máquinas sucumben a la manipulación creada desde los cerebros enfermos en una gran mayoría sin control.
Estos potentes difusores, ─no digo que todo esté en el banquillo de las acusaciones─ hay como en toda expresión momentos de verdad; gran parte de los mensajes de las redes son asimilados como verdad, ese es el verdadero riesgo, por la ausencia de orientación informativa, este aspecto es estructural para comprender la realidad o al menos minimizar el daño.
Lo complejo se simplifica en estos transmisores; he mencionado la necesidad de estar conectados instantáneamente con todo el entorno, aunque también la angustia de enterarse de situaciones adversas desgasta y debilita al existir en escenarios tan contradictorios, ante esto habrá que marcar diferencias y comprender los contrastes, sentir la libertad de elección sin permanecer en circunstancias insanas, sentirse y verse libre es reto permanente.
La necesidad de materializar los deseos no tiene por qué aplazarse, se hace necesario saber que todo cambio viene de la energía del espíritu, de él surgen los sueños por realizar, todas las ilusiones soportadas en oportunidades que lleven a lograr los deseos. Ningún momento será mejor para realizar lo que se desea si se aparta del presente, importa el presente y, considero no puede frustrarse con los llamados hubiera sido mejor esto o aquello; conformar un mejor futuro será la clave desde ahora, momento de participar en mejorar la existencia nacional, fuera de los mensajes infundados de las redes sociales.
Insisto, en necesario revisar y cruzar información antes de creerla, cuando viene en una sola dirección revisar con detenimiento los contenidos de las redes, así se podrán distinguir los estragos de ignorancia sobre un tema y esos momentos utópicos planteados por aquellos con esquemas limitados o fáciles de expresar. Las redes no cobran, llegan a distorsionar a conveniencia los mensajes emitidos por manipuladores exprofeso.
Preocupa y mucho en estos momentos de decisiones políticas las prácticas fuera de la realidad, emanadas sin relación una con la otra, lo que sucede, es un sinsentido donde solamente predominan los intereses particulares del que quiere ser en momentos aciagos y bajo variables sin control, ejemplos sobran y prevalecen sin responsabilidad.
Es primordial blindar la comprensión con respecto de estas tecnologías manipuladoras, resulta primordial; es como defender lo más preciado en el ser humano: su pensamiento, sus valores su existencia diaria. Hurtar la tranquilidad con una quimera a los jóvenes y niños me parece delicado, sus ilusiones y expectativas se desvanecen al recibir influencias nocivas y enajenantes con una base de actitudes contrarias a las expectativas éticas además de sanas. El asunto es el torrente de informaciones contrarias sobre un determinado tema, eso aleja de la dimensión adecuada del razonamiento y por tanto con un bajo nivel de comprensión.
Mejorar la vida está en nuestras acciones, decidir hasta dónde se pretende llegar es la diferencia, además de señalar los mejores caminos para alcanzar los sueños expresados en deseos, esto será determinar la actitud desde nuestro pensamiento y no bajo circunstancias negativas publicadas en las redes sociales. masryram@msn.com

Tema de Interes

Milagros Políticos Inesperados

Marisú Ramírez Cuando una sociedad se enfrenta a una crisis radical como la que estamos …