Persona en crisis controlada por personal policial

Gracias a la labor policial y psicológica que realizaron elementos de la Comisaría de Seguridad Ciudadana, se logró evitar una tragedia la mañana de este jueves en la colonia El Cerro, donde un hombre en crisis subió a la azotea de un domicilio, daño varias líneas de tanques estacionarios y amenazaba con lanzarse desde lo alto por un delirio de persecución.
Desde el primer momento del reporte, los oficiales al mando del subdirector Humberto Arce, acudieron a la calle Aldama y confirmaron que el masculino estaba en riesgo por lo que solicitaron el apoyo de más compañeros para realizar los trabajos pertinentes siempre salvaguardando la seguridad de todas las personas vecinas del lugar.
La novedad policial indicaba que a las 07:45 a.m. les reportaron que un masculino se introdujo al domicilio de la calle Galeana y Matamoros de la colonia El Cerro, pero al verse descubierto por el hijo de la reportante se dio a la fuga hacia el cerro por la calle Corona, anda sin camisa y con short a cuadros. En la azotea de un edificio de la calle Aldama, cortó mangueras de suministro de gas y abrió las llaves de tanque de gas l.p.
Enterados los elementos de la Unidad PV-416 al mando del oficial Daniel Medina Pérez, se entrevistan con la administradora Ema Jacobo y refiere la señora Marcela de 48 años, que el sujeto le había dado una cachetada, pero ella no requiere nada en su contra y los deja subir.
Al lugar arriban las unidades PC-15, B-87, la ambulancia JAL-362 de la Cruz Roja, la unidad B-94 y más tarde la Unidad Rosa PV-394 con la psicóloga Rosa Fuentes Ávila, quien procedió a dialogar con el sujeto en mención.
Luego de dialogar con el c. José Alberto C. (34 años) y convencerlo de que todo estaba bien, ya que decía que había sufrido daños su familia y lo querían atacar, lo abordan y lo hacen llegar, a un centro de rehabilitación.
Los elementos de la Unidad PV-394 al mando del oficial Rodríguez Torres informan que se aborda el masculino José Alberto C. (34 años) y lo acompaña la esposa Blanca Estela de 36 años, con domicilio en la carretera a Barra de Navidad en Mismaloya, para hacerlo llegar al centro de rehabilitación “Volver a Vivir” y lo recibe el encargado del lugar Fernando Guerrero García.
Al respecto la psicóloga de la Comisaria, Rosy Fuentes, comentó que se realizó un trabajo de atención psicológica integral y le brindaron el apoyo de intervención en crisis por la psicosis que estaba presentando, debido a la supuesta ingesta de enervantes y le dan el acompañamiento de apoyo psicológico hasta el arribo de su familiar, en este caso su esposa.
De la misma manera lo atendieron los paramédicos de la Cruz Roja, reportando que no presentaba lesiones de relevancia, sólo algunas leves contusiones y laceraciones leves en la piel, que no ameritaban intervención médica.

Tema de Interes

Continúan operativos para mejorar la seguridad en la ciudad

Trabajar todos los días en temas de prevención para reforzar la seguridad en las colonias, …