Columna Puerto Vallarta

Enero, 2013

Columna

 

El Poder Deforma

Por J. Mario R. Fuentes

La mayoría de los políticos jóvenes son ambiciosos, construyen bases de poder a partir de sus muy particulares concepciones; intentan unir fuerzas desde su débil percepción, la cual adolece de tácticas inteligentes, los ciudadanos en esto se retiran o toleran con hipocresía al gobierno con un andamiaje ideológico débil; la gente rara vez actúa sino se ve obligada, solamente cuida sus intereses olvidando la interacción social hacia el progreso…Es claro que la familia finca en el amor su desarrollo, al menos esa seria la conducción lógica, desafortunadamente no en la mayoría de los casos.

Vamos por partes

Primera

Tuve la oportunidad de saludar al joven político Ramón Demetrio Guerrero Martínez, ahora investido presidente de Puerto Vallarta, por voluntad popular. Generoso en su trato, atento en sus respuestas e innovador en sus planteamientos de gobierno. Bueno este joven político es excepción de los que se bañan en soberbia enjabonándose a diario con falacias. Lo escuché en el homenaje a la mujer de todos los tiempos, me refiero a la lideresa incansable Rocío García Gaytán. Ahí, el joven político demostró sentimientos, conocimiento y lealtad a quien la merece por encima de cualquier tendencia ideológica. Cuadro para repetirse en la conciencia de los que desean ahora aventurarse en espacios que deja abiertos la política local. Aprendan, no se engañen, a Ramón todavía hay mucho que aprenderle.

Segunda

Bertha Orozco, a diario teje una historia para beneficio de los demás, nunca para si misma. Sus hijas, Lizette, Arlene e Imelda, su razón de existencia. Ser humano que ahora se encuentra en una encrucijada difícil, no para ella que demuestra inteligencia y profunda actitud ética ante los ataques. No cualquier ser humano toleraría lo que esta señora ha soportado hasta el momento. Lo menciono porque han existido intentos de autoridad municipal,  familiares y periodísticos por terminar con su única fuente de ingresos y manutención de sus tres pequeñas dependientes, su restaurante llamado “7 Mares”. Ella, como otras que son madre y padre a la vez merece el respeto de los humanos, de la historia y el apoyo de nuestro Señor.

La Última

Una sentencia de Nicolás Maquiavelo (1469-1527): “Un príncipe sabio sabrá hallar la forma de mantener a sus ciudadanos, de todo nivel y en toda circunstancia, dependientes del Estado y de él. Y así podrá confiar siempre en ellos”. Hoy más que nunca, el propósito tendrá que ser, confiar en la autoridad pública y humanizar nuestros sentimientos hacia los demás.

Tema de Interes

Policías Municipales evitaron que una familia fuera víctima de extorsión

Gracias a un oportuno reporte y la capacitación con la que cuentan elementos de la …