Se gradúan 14 productores en Escuela de Campo, en Puerto Vallarta

  • Entregaron constancias a los participantes de diversos ejidos del municipio, en un proyecto que promueve la producción sustentable

Dentro del marco del Proyecto Escuelas de Campo que lleva a cabo la iniciativa LandScale de Rainforest Alliance, ejecutado por Integra A.C., la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente de Sierra Occidental y Costa (JISOC) encabezó la ceremonia de graduación y entrega de constancias para las 14 personas productoras que finalizaron con este proceso formativo correspondiente al 2023 en el municipio de Puerto Vallarta.

Claudio Fabricio Flores Morales, director general de la JISOC, informó que las Escuelas de Campo tienen la finalidad de implementar prácticas de manejo sustentable y diversificación productiva bajo un enfoque agroecológico, transitar de una producción convencional a una producción sostenible.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), fundó las Escuelas de Campo (ECA) a finales de los años 80, como respuesta a la crisis de producción de alimentos en países asiáticos. En el estado de Jalisco, se cuenta con Escuelas de Campo en las regiones que gestionan las Juntas Intermunicipales, las cuales se han desarrollado con el apoyo y coordinación de otras instituciones. La JISOC cuenta con 10 escuelas en los ocho municipios de su jurisdicción.

Durante este evento realizado en la Casa Ejidal de Las Palmas, Maritza Arely Flores Sevilla, subdirectora de Medio Ambiente, con la representación del gobierno municipal, felicitó a los participantes por su contribución a cuidar el medio ambiente, pues la escuela de campo se basa en un modelo de participación familiar y comunitaria que promueve la producción y el desarrollo sustentable mediante la reconversión productiva. “Les agradecemos por el tiempo y la dedicación en hacer estas prácticas que usarán en su entorno, es un buen inicio para cuidar nuestro medio ambiente. Nosotros estamos a su disposición para darles apoyo en pro de la biodiversidad, seguir conservando nuestras selvas y bosques”.

La Escuela de Campo es una vía para aplicar a mayor escala tecnologías que estén al alcance de agricultores, en especial de pequeños productores de zonas vulnerables. Los agricultores mejoran sus métodos de trabajo, aprenden nuevas prácticas, alternativas y conocen tecnologías aplicables más amigables con el medio ambiente dentro de su respectivo ámbito. Su capacitación es impartida por un guía o facilitador, generalmente un extensionista, y se lleva a cabo en medio de los terrenos de cultivo. En este caso el coordinador de la escuela es Emir Eduardo del Billar Mora, quien detalló que las capacitaciones se realizan mensualmente, tanto en forma teórica como práctica.

Se desarrolla un plan de estudios específico para cada lugar partiendo del análisis de problemas de la base comunitaria, abordando una creciente variedad de temas técnicos: gestión de suelos y recursos hídricos y prácticas de cultivo, multiplicación y pruebas de variedades de semillas, manejo integrado de los plaguicidas, agropastoreo, acuicultura, agroforestería, nutrición, cadenas de valor, vínculos con los mercados y demás. Los participantes aprenden a mejorar sus habilidades observando, analizando y probando nuevas ideas en sus propios campos y de ese modo contribuyen a mejorar la producción y los medios de vida.

Se entregaron constancias a quienes cumplieron al menos 80% de asistencia a las jornadas de capacitación, quienes forman parte de los ejidos de El Ranchito, Las Palmas, Santa Cruz de Quelitán y El Colexio.

Tema de Interes

Reconoce la Secretaría Estatal Anticorrupción estrategias de DIF Vallarta

Durante la más reciente sesión del Patronato del Sistema para el Desarrollo Integral de la …