Enero 2013 Columna

Hambre y Saliva

Por J. Mario R. Fuentes*

No importa quien heredó la debacle alimentaria, hay que resolver este grave problema el cual se encuentra en todo nuestro país. Lo peor del caso es que los productos chatarra están acabando con nuestros niños, mal nutridos por consumir alimentos extranjerizantes, bebidas dañinas bajos en proteína y minerales mellan a nuestra sociedad en general, con discursos no se logra cambiar la dieta tan deteriorada…Siendo diputado local, Ramón Guerrero donó una tonelada y media  de alimentos para niños de Puerto Vallarta; recuerdo su semblante de preocupación por la niñez, él sabe de los 80 mil niños en Jalisco con déficit de alimentación y los 3 mil 500 niños desnutridos en la zona huichol, reportan cifras oficiales, detener este lamentable proceder sin discursos y saliva es necesario.

Vamos por partes

Primera

La crisis alimentaria que atraviesa nuestro país debe mover a la reflexión constante. Nuestra cultura tradicional para alimentarnos desaparece frente a los productos “rápidos” o cocina “industrializada”. Se consumen alimentos sin regulación de las cantidades de azúcar y grasas, en la mayoría de los casos fuera del control que el organismo manifiesta. No es raro que este panorama lleve a México a los primeros niveles de diabetes, hipertensión arterial, insuficiencia renal, sobre peso y en casos extremos obesidad mórbida infantil. Secretarios de salud van y vienen y con saliva (discurso) resuelven este grave problema el que alguien ya llamó de seguridad nacional.

Segunda

Recuerdo cuando el actual presidente municipal de Puerto Vallarta, Ramón Demetrio Guerrero Martínez donó una tonelada y media de alimentos al programa “Por un México sin Hambre” del Banco de Alimentos. No es para menos para el 2020 la pobreza por marginación social, desigualdad económica, cambio climático lo que llevará a una ausencia de alimentos irremediable, la cual golpeará a las comunidades más vulnerables del país, entre las que se encuentra Puerto Vallarta con alto índice de desnutrición.

La Última

Lamentablemente en nuestro país hay más de 1,8 millones de niños menores de cinco años con desnutrición. Se reporta que poco más de 170 mil están en zonas altamente vulnerables, ciudad y campo. De ellos se estima que casi dos millones padecen desnutrición crónica. Afortunadamente ya se inicia la cultura de la alimentación, la Univa bajo la dirección del maestro Luis Ignacio Zúñiga Bobadilla ya dio el primer paso, firme y enérgico para combatir sobrepeso en primarias. Si fuera continuado este ejemplo se estaría recuperando el terreno perdido y sobre todo no sería necesaria tanta saliva.

*Egresado de la UNAM, maestro universitario desde 1979, fue investigador del ICS, conferencista, articulista, inició su trabajo periodístico en la Revista Proceso, jefe de corrección primera plana de diario El Nacional, reportero y columnista; galardonado en varias universidades del país,  21 años trabajó en el sector público y conformó el SNIM en la Coordinación de Productos Básicos de la Presidencia de la República,  se integró a la Univa en 1989 como catedrático investigador, cofundador del IDEO-UNIVA actualmente es coordinador de Comunicación y Publicaciones  y del  Consejo Universitario de esta Casa de Estudios en Puerto Vallarta.

 

 

 

 

 

Tema de Interes

Puerto Vallarta se mantiene en el Top 10 de las ciudades más seguras

A nivel estatal, la ciudad continúa en el primer lugar, superando ampliamente a los municipios …